Más de 2.600 espectadores han asistido a las actividades del 23º Festival Ibérico de Cine (FIC) que se han desarrollado del 17 al 23 de julio en el teatro López de Ayala de Badajoz y en las localidades de Olivenza y San Vicente de Alcántara, así como en otros espacios de la capital pacense.

A los cerca de 1.300 espectadores que pasaron por las proyecciones en la terraza y la sala principal del Teatro López de Ayala, se han sumado los más de 400 que han disfrutado de los cortometrajes de la sesión oficial en las localidades de Olivenza y San Vicente de Alcántara, las dos extensiones del FIC en la provincia de Badajoz en esta edición.

Este año el Festival Ibérico de Cine se ha extendido a otros nuevos espacios, como la Residencia Universitaria de la Fundación Caja Badajoz (Rucab), donde se grabó el programa ‘El séptimo vicio’ de Radio 3, que dirige Javier Tolentino, y se proyectó el documental ‘Galiardo’; o la Casa de la Mujer de Badajoz, donde se impartió el Taller Re-enfocando, dirigido  por la cineasta extremeña Irene Cardona. Un taller que se suma al de Creación Cinematográfica que desde hace varios años se dirige a jóvenes de 14 a 17 años.

Otras dos actividades incluidas en la programación del 23º Festival Ibérico de Cine se desarrollaron en el Palacio de Congresos, en colaboración con la Orquesta de Extremadura (OEX), donde el compositor y director de orquesta Fernando Velázquez impartió una Máster Class ante más de un centenar de personas, en su mayoría músicos de la Joven Orquesta de Extremadura, y también dirigió a la OEX en un concierto de conocidas bandas sonoras compuestas por él, que congregaron a más de 670 personas.

El I Foro Ibérico de Coproducción celebrado en el López de Ayala reunió también a unas 35 personas. El Festival Ibérico de Cine continúa así llegando a nuevos públicos y ampliando horizontes.