El XXXIV Festival Ibérico de Música bucea por primera vez en otras artes relacionadas con la música, como es el caso de la danza, y ofrece dentro de su programación el Ballet ‘Castor & Pollux’, que estrenará el Conservatorio Superior de Danza de Valencia el sábado 20 de mayo a las 20:30 horas en el Teatro López de Ayala de Badajoz.

Bajo la dirección artística de Carmen Giménez Morte, catedrática del Conservatorio Superior de Danza de Valencia, y con música de Santiago Lanchares, compositor que ha creado obras para importantes instituciones musicales, como el Centro Nacional de Difusión Musical, el INAEM, RNE o la Quincena Musical Donostiarra,  el ballet está basado en el mito griego de Castor y Pollux, hijos gemelos de Leda y Zeus.

La directora artística ha desarrollado una propuesta de danza contemporánea, apoyándose en la gestualidad y el movimiento escénico, así como en la iluminación, para representar las 14 escenas en las que Lanchares ha dividido esta historia musical que escribió para piano y percusión (vibráfono y marimba) y que interpretarán la pianista Beatriz González, profesora en el Conservatorio ‘García Matos’ de Plasencia, y Víctor Segura Raga, percusionista de la Orquesta de Extremadura y promotor de este proyecto.

Al escenario del López de Ayala se subirán 17 bailarines que evocarán, a través de sus movimientos, la Grecia clásica y la cultura mediterránea que inspiraron a Santiago Lanchares.

La música de ‘Castor & Pollux’ fue estrenada íntegramente por el percusionista valenciano Miquel Bernat y el pianista indonesio Ananda Sukarlan a finales de 2014 en el Auditorio Nacional de Música de Madrid, pero nunca hasta ahora llegó a materializarse como ballet.
Carmen Giménez ha conseguido una puesta en escena muy contemporánea para contar cada una de las partes de la obra de Lanchares, cuya música recrea el ambiente “y resulta muy descriptiva, sugerente y poética”, según la define la directora artística. Los bailarines han recurrido para inspirarse y preparar el ballet a las grandes obras maestras del arte en las que aparecen los personajes del mito, han revisado esculturas y bajorrelieves del arte griego, así como algunos cuadros de Rubens y la obra ‘Leda y el cisne’ de Leonardo da Vinci.

‘Castor & Pollux’, un ejemplo de colaboración

La obra cuenta la historia de los hermanos gemelos hijos de Leda y Zeus (en forma de cisne). Pollux es inmortal, mientras que Castor es mortal. Son dos guerreros de gran belleza, consumados jinetes. Castor destaca en el manejo de las armas y en la doma de caballos, Pollux en el pugilato. Son modelo de mutua colaboración y afecto, no rivalizan jamás. Enamoran y raptan a Phoebe e Hilaira, sacerdotisas bailarinas de Atenea. Se enfrentan a Idas y Linceo, anteriores pretendientes. Idas mata a Castor y Pollux lamenta su muerte y suplica a Zeus que le conceda la inmortalidad a su hermano. Zeus se lo concede parcialmente a cambio de que Pollux renuncie en parte a la suya: cada uno de ellos pasa alternativamente seis meses en el Olimpo y seis meses en el Hades. Finalmente, se transforman en las dos estrellas gemelas de la constelación Géminis.

Santiago Lanchares escribió ‘Castor & Pollux’ a lo largo de varios años, por lo que se fue estrenando por partes. Los instrumentistas Miquel Bernat y Ananda Sukarlan le pidieron una pieza y la pieza fue creciendo hasta que se ha convertido en un ballet de una hora de música. “Según iba componiendo piezas ellos iban estrenando”, explica el compositor. En el 2011 estos músicos grabaron el disco de ‘Castor y Pollux’.

“Elegí este mito al azar, porque la cultura clásica, la mitología griega y mediterránea me interesan, en la mitología se basa nuestra cultura occidental, y por eso me gusta mucho y me gusta la idea del Mediterráneo como una manera de ser y de expresarse, y todo eso lo que he querido traducir en la música”, señala el compositor palentino. Cada una de las escenas están unidas por un mismo estilo musical, un estilo contemporáneo, “aunque no es un lenguaje de música contemporáneo, no he querido renunciar a los sonidos y armonías tradicionales”, añade.

Las entradas están a la venta en la taquilla del teatro López de Ayala a 10 y 6 euros. Para los socios de la Sociedad Filarmónica la entrada es gratuita.