La cantante malagueña Diana Navarro volvió a hacerlo. Abarrotó nuevamente el teatro López de Ayala en un concierto en el que la artista presentó su nuevo disco ‘Resiliencia’.

Un trabajo discográfico que contiene trece canciones cargadas de dolor y superación, que suponen a la artista un volver a empezar. Navarro se ha rodeado de músicos de confianza para completar un disco con un concepto musical pop electrónico en el que los textos cobran mayor relevancia.

Resiliencia es el título de este viaje de crecimiento y superación personal y artística, a modo de joyas musicales. 13 canciones componen el trabajo más arriesgado y personal de una artista única en constante evolución. Todas las letras menos dos están escritas por ella.

– Resiliencia,… ¿por qué ese título?
Porque define a la perfección los 13 temas que componen el disco. Resiliencia es la capacidad de superar problemas sin romperte en el intento. Y además, saliendo reforzado de la situación.

– ¿Qué es la resiliencia para Diana Navarro?
Es una palabra con la que me siento definida. Este disco es mi mejor versión.

– ¿Cómo surgió este título?
En 2009 me di cuenta que no era feliz e inicie un camino de crecimiento personal mediante la psicología y las terapias alternativas como el Eneagrama y el Hemisync. Todo este aprendizaje me llevo a “casarme conmigo misma” y eso me animó a compartir mediante mi música, esta experiencia vital.

– Dice que con este disco da un paso adelante, avanza hacia un estilo más pop.
Yo denomino mi música para gente con alma. Para todo el que la quiera escuchar. Les guste o no, el pop.

– Hay algo muy peculiar, a la vez que ventajoso, y es que es una artista difícil de encasillar en un estilo puro, ¿cómo definiría usted su música?
Neocopla Sinfoelectronica. Me encanta fusionar la música tradicional con otras sonoridades.

– Dice que resiliencia es el resultado de una persona nueva que empieza con la misma ilusión…
Sí. Llevo cantando profesionalmente desde los 16 años. Ahora con 39, he evolucionado pero la ilusión sigue siendo grande.

– De la treintena de temas que compuso para este disco se quedó con trece, ¿cómo ha sido la aventura de componer?
Siempre he compuesto todos mis temas con un equipo de trabajo. Pero en Resiliencia he podido ser más libre y eso me ha enriquecido mucho.

-¿Cuál está siendo la reacción de sus seguidores a esta evolución musical?
Muy positiva. Mis seguidores son mi energía para seguir y me recuerdan lo afortunada que soy por poder vivir de mi música.

– ¿Hay algún tema especial dentro de este trabajo?
Todos, desde el primero hasta el último. Os los recomiendo todos (risas).