Mañana sábado, a las 21 h, la 40 edición del Festival de Teatro de Badajoz llega a su fin con la representación de la obra de teatro visual y títeres ‘Cendres’ de la compañía franconoruega Plexus Polaire. Será en la sala principal del teatro López de Ayala y a las nueve de la noche. Tiene una duración de 60 minutos y el precio es de 12 € en butaca de patio y 10 € en anfiteatro.

‘Cendres’ está basada en el libro de Gaute Heivoll y la dirige Yngvild Aspeli. Pieza para títeres, dibujos y actores que manejan marionetas de tamaño humano. Un espectáculo poético y brutal sobre el alma humana y sus incesantes oscilaciones entre la creación y la destrucción. El espectáculo cuenta la historia de un pirómano que se encuentra en la aldea de Finsland, en el sur de Noruega. Detrás de los incendios se revela una historia más íntima.

El escritor Gaute Heivoll confronta este acontecimiento con su propia vida, en un paralelismo lleno de ambigüedad y sutileza. Aquí cuestiona la locura, la misma que existe en el fondo de todo ser humano. Dos epopeyas íntimas se encuentran. Un viaje que involucra al hombre y a su conciencia, dando voz a lo invisible del alma y a las relaciones entre los seres. Una historia llena de fuego, salvajismo, carencia, angustia y ternura. El olor a humo y desesperación surge de las páginas. Nos habla del individuo y del poder del amor tanto como de las fuerzas destructivas inherentes a nuestra especie.

Es un thriller emocional que atraviesa la ficción y la realidad, igualmente notable e inquietante. El espectáculo cuenta la historia real de un incendiario noruego. Cuando Heivoll compara este acontecimiento con su propia vida, surgen paralelos ambiguos y sutiles. Detrás de múltiples hogueras se encuentra una narración íntima, que examina el fuego loco en el fondo de cada ser humano.”

Plexus Polaire es una compañía franco-noruega creada en 2008 por Yngvild Aspeli, directora de escena noruega formada en la prestigiosa Escuela Internacional de Teatro Jacques Lecoq y en la Escuela Nacional Superior de las Artes de la Marioneta (ESNAM) de Charleville-Mézières, Francia.

Desarrolla un universo visual que combina suavidad y crueldad. A través de imágenes, sonidos y gestos, imaginación y materia, Plexus Polaire da vida a sentimientos profundos. Una aproximación centrada en la doble presencia del actor que se relaciona en escena con la marioneta de tamaño humano.