Deporte y gastronomía vuelven a unirse en una nueva edición de FoodMan Race, el duatlón gastronómico que vuelve a Cáceres el próximo 15 de octubre de 2017 en el parque “El Cuartillo”.

El pasado 1 de julio se ha abierto el plazo de inscripción para este peculiar evento a través de su web oficial que tendrá un descuento del 40% hasta el 7 de julio. Tras esa fecha, se abrirán también las inscripciones a través de la plataforma www.tucrono.es y de forma presencial en las tiendas de BASE: Deportes Olimpiada de Cánovas y Avd. de Alemania de Cáceres y en la tienda de Pulsaciones.net en Avd Virgen de Guadalupe Nº37

La inscripción tendrá un coste de 18 € por persona. El precio de inscripción incluye la comida del reto, camiseta y mochila conmemorativa así como avituallamiento postmeta, seguro y asistencias.

Se establecerá una categoría única en la que podrá participar cualquier persona mayor de 18 años (o mayor de 16 con autorización paterna) en equipos de 3 integrantes del mismo sexo o mixtos.

La particularidad de esta prueba es que después de cada segmento deportivo habrá que superar un reto gastronómico en el que el deportista tendrá que acabar por completo con un plato de comida antes de poder dar el relevo al siguiente compañero. La prueba se compondrá de cuatro segmentos deportivos y cuatro retos gastronómicos que conforman un menú completo de comida; de tal forma que el primer integrante del equipo deberá correr 5 km y comer un entrante, el segundo deberá completar 10 km de bicicleta y comer un primer plato, el tercer integrante deberá correr 5 km antes de comer un segundo plato y para finalizar los tres integrantes juntos recorrerán 2 km, en los cuales deberán acabar también con el postre.

Cabe destacar que todas las comidas que se ofrecerán en este evento serán platos típicos de Extremadura elaborados por restaurantes de la ciudad.

Destacar también los premios para esta edición ya que se repartirán más de 1.000 € en metálico entre los 5 primeros equipos clasificados, así como material deportivo, trofeos y lotes de alimentos. Además se entregará un premio especial al participante más “glotón”: un jamón.

La competición tiene un carácter popular por ello las distancias son bastante asequibles para que pueda participar cualquier aficionado; además para todo los que se acerquen a disfrutar de esta prueba al finalizar la carrera las cocinas de los restaurantes quedarán abiertas al público y servirán bebidas y comidas a precios populares para recuperar fuerzas.

Puede consultarse toda la información de la prueba en su web oficial www.foodmanrace.com